Consejos prácticos para liberarte del compromiso de avalista en una hipoteca

Ser avalista en una hipoteca es una responsabilidad financiera importante que puede tener implicaciones a largo plazo. Si estás buscando formas de liberarte de este compromiso, aquí te presento algunos consejos prácticos que pueden ayudarte en este proceso.

1. Comunicación con el deudor principal: Lo primero que debes hacer es hablar con el deudor principal, es decir, la persona que solicitó la hipoteca. Explícale tus motivos para querer liberarte del aval y busca una solución mutuamente beneficiosa. Tal vez puedan encontrar alternativas como refinanciar la hipoteca o buscar otro avalista.

2. Buscar un nuevo avalista: Si el deudor principal no puede asumir la hipoteca por sí mismo, puedes ayudarle a buscar a otra persona dispuesta a ser avalista. Esto podría permitirte liberarte de la responsabilidad sin afectar la situación financiera del deudor principal.

3. Negociar con el banco: Otra opción es negociar con el banco para que eliminen tu aval de la hipoteca. Puedes presentar pruebas de que el deudor principal tiene la capacidad financiera suficiente para asumir la hipoteca por sí mismo o buscar argumentos legales que respalden tu solicitud.

4. Venta de la propiedad: Si el deudor principal está de acuerdo, una alternativa viable es vender la propiedad y pagar la hipoteca con el dinero obtenido de la venta. De esta manera, te liberas de la responsabilidad como avalista y evitas futuros problemas financieros.

5. Solicitar la cancelación del aval: En algunos casos, es posible solicitar la cancelación del aval una vez que el deudor principal haya cumplido con sus obligaciones de pago durante un período de tiempo determinado. Infórmate sobre los requisitos y procedimientos específicos para solicitar esta cancelación en tu país.

6. Obtener asesoramiento legal: Si los consejos anteriores no funcionan o si te encuentras en una situación complicada, es recomendable buscar asesoramiento legal. Un abogado especializado en derecho hipotecario podrá analizar tu caso y brindarte opciones más específicas y personalizadas para liberarte del compromiso de avalista.

Recuerda que liberarte del compromiso de avalista en una hipoteca puede ser un proceso complejo y que cada situación es única.


Es importante evaluar cuidadosamente todas las opciones disponibles y tomar decisiones informadas para proteger tu situación financiera.

Anulación de aval posible

La anulación de aval es una opción que puede ser considerada en determinadas circunstancias. Algunas razones comunes para solicitar la anulación son cambios en la situación financiera del avalista, falta de cumplimiento de las obligaciones por parte del beneficiario del aval, o la cancelación o modificación del contrato original.

Es importante destacar que la anulación de aval no es automática y generalmente requiere un proceso legal para ser autorizada. Además, las condiciones para su anulación pueden variar según el tipo de aval y las leyes aplicables en cada jurisdicción.

Es recomendable buscar asesoramiento legal especializado para evaluar la viabilidad y los pasos necesarios para anular un aval.

Reducir gastos de aval en hipoteca

Existen varias estrategias para reducir los gastos de aval en una hipoteca:

1. Negociar con la entidad financiera: Es posible negociar con el banco para reducir los costos asociados al aval. Se puede intentar obtener mejores condiciones o incluso eliminar totalmente este requisito.

2. Buscar alternativas: En lugar de optar por un aval bancario, se pueden explorar otras opciones como el aval personal o la garantía hipotecaria.

3. Comparar ofertas: Es importante comparar diferentes entidades financieras y sus condiciones, ya que los gastos de aval pueden variar considerablemente entre ellas.

4. Analizar la necesidad del aval: En algunos casos, es posible que no sea necesario contar con un aval en la hipoteca. Evaluar si es imprescindible puede ayudar a reducir los gastos asociados.

5. Optar por una hipoteca sin aval: Algunas entidades ofrecen hipotecas sin necesidad de contar con un aval. Esta opción puede ser más costosa en términos de intereses, pero puede resultar en ahorros a largo plazo al eliminar los gastos de aval.

Espero que estos consejos te hayan sido útiles y te ayuden a tomar decisiones informadas para liberarte del compromiso de avalista en una hipoteca. Recuerda siempre buscar asesoramiento profesional y tomar en cuenta tu situación financiera. ¡Mucha suerte en este proceso!